Privacidad: ¿Leemos los términos y condiciones de uso?

 

Aunque a priori se intuye la respuesta masiva a la pregunta anterior no está de más detenerse a pensar en ello. ¿Leemos los términos y condiciones de uso en Internet? Abrir una cuenta de correo electrónico, dar de alta un perfil en una red social o pedir información a un empresa vía Internet son solo algunos ejemplos del momento en el que, según califican algunos expertos, vendemos nuestra alma a las empresas.Privacidad en internet

En el lado contrario de la corriente se encuentran aquellos usuarios que afirman saber lo que hacen y a lo que se enfrentan cuando, sin leer, marcan la casilla de “Sí, he leído y acepto las condiciones”. Estos últimos se defienden de las críticas argumentando que de dedicar su tiempo a leer esos términos de uso y privacidad no tendrían correo electrónico y ni siquiera consultarían las noticias en Internet (las famosas cookies).

¿En qué se traduce el resultado de todo esto? El simple hecho de aceptar, sin leer o leyendo, esas condiciones se traduce en algo parecido a vender tu alma a empresas o corporaciones. Dicen los más reacios y críticos con Internet que con solo pulsar “Sí” en la red una vez en nuestra vida estaremos abriendo una puerta que luego nos será imposible cerrar.

Lo único cierto al 100% es que casi nadie, por no decir nadie, ha “perdido” su tiempo en leer estos párrafos kilométricos de aspectos legales. E, igualmente, la gran mayoría de los usuarios de Internet saben que aceptar esas condiciones puede traerles algún que otro problema en el futuro.

 ¿Qué opináis vosotros al respecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*